viernes, 5 de agosto de 2011

Amor vía Chat- Parte III

Comparte este Post en Facebook
Amor vía Chat



La Hermana Menor( continuación)

Parte III


MigueldlSul todavía está conectado. Me acomodo en mi silla y me animo a responder con un simple:- Hola. La máquina se queda como tildada y, honestamente, pienso que es obra del destino.
Prefiero apagar el monitor para no tentarme, pero sé que ya nada detendrá mis ganas de comunicarme y probar suerte con el chat para solos y solas.
Debo confesar que un poco envidio la suerte de mi hermana Laura, pero me alegra saber que ha encontrado su alma gemela; la envidio y la admiro con toda mi fuerza.
Ahora voy a descansar porque mañana en la empresa tengo que hacer la restauración de fotos de la colección Durant y éso me llevará tiempo.


............................................................


Al levantarme sentí esta ansiedad consumiendo mi piel, es como si la boda de mi hermana me acelerara los latidos. No quiero caer en la desesperación ni en la tentación de hacer algo equivocado; ahora que lo pienso, !Ni siquiera tengo quien me acompañe! !Dios!, !creo que hasta soñé que bailaba sola mientras tocaban la marcha nupcial!
Camino al trabajo me encontré con Tomás, mi viejo amigo de la secundaria, nunca tuvimos un romance pero...; en fin, me invitó a tomar un café. Nos encontraremos mañana a la noche para charlar, creo que le voy a contar de mi intención de conocer a un hombre virtualmente; a ver qué me dice, tal vez me haga bien escuchar su opinión.
Ahora estoy  un poco desconcentrada recordando mi encuentro con mi ex, la verdad no sé por qué sigue apareciendo; pienso que Pablo nunca supo quererme, aunque él insiste en que sí.
Mientras intento ordenar mis ideas, Matilda me avisa que Laura está al teléfono; al atenderla me dice:
-Hola hermanita ¿ Venís esta tarde?
-Claro, querida, ¿ cómo no ir?
- Todo bien- agrega con tono casi irónico-, recuerda traer los bombones- me dice con ironía.
-Ay, Laura, dejemos las burlas para luego de siete años de matrimonio- agrego casi enojada.
-Bien, Clara, te espero esta tarde,¿ok?
-Allí estaré, beesoos-le digo en el mismo tono y corto.
Pensándolo bien, tiene por qué cargarme; soy su hermana mayor y todavía estoy en veremos..., mientras ella, la más chica, le quedan días para vestir de blanco y encaminar su vida junto a un hombre que ama.
Mi situación me recuerda a la protagonista de Leyendas de pasión, solo que sin los tres hermanos que la disputan y sin Brad Pitt, por supuesto.
La despedida resultó ser bastante atrevida, prefiero reservarme los detalles, ustedes entenderán; es que no sé si mi diario algún día se encuentra al alcance de algún menor... de un hijo o de un familiar.
Lo que sí puedo contar, es que al regresar a mi casa, lo primero que hice fue prender la máquina, y en el chat quién apareció !Sí! !MigueldlSul! y otra vez me invita a charlar con él...
-Alma, !hola!, ¿estás conectada?
- Si, aquí estoy...-respondo mientras espero ansiosa saber cómo comienza esta historia.


Continuará...



2 comentarios:

Darwin Bruno dijo...

Buen texto, buena historia. Me gusto'. Te envío un cordial saludo deseándote un buen fin de semana amiga.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias amigo, un gusto recibirte aquí, ya iré a visitarte.Feliz fin de semana