martes, 30 de noviembre de 2010

La Luz de la Esperanza y su Poder Metafísico

Comparte este Post en Facebook



Hay una luz interna que siempre debemos cuidar. Puede ser pequeñita, pero no importa en verdad su tamaño, lo que importa es su presencia. Ella presente... el miedo ausente; es mi aforismo.Normalmente se desarrolla a través del deseo constante de su realización. Es ese deseo constante el que la va impulsando a crecer  y a darnos fuerza y seguridad en que las sombras que por instantes pudieran cubrirla, desaparecerán indefectiblemente de nuestra vida.
Su nombre es Esperanza y ella nos mantiene en los momentos de mayor zozobra. La imagino como un puente hacia la Convicción y la Fe. Pienso que su poder es tan grande que es capaz de sostenernos a flote en los inmensos mares de dudas que, a veces, inundan el alma. Su nombre tiene una especie de encanto y al pronunciarlo, los temores ceden, las tristezas merman, las ausencias parecen más cercanas.
Conjurarla en las noches más solas que pueda sufrir un ser, es signo inequívoco que el futuro será fructífero. Olvidarla cuando todo es oscuridad, es la antesala de la muerte de las ansias.
Su poder es infinito. Poseerlo nos hace grandes en la eterna convicción de las grandes posibilidades que la vida puede ofrecernos.
Seamos alquimistas de nuestras realidades oscuras, dando forma a un pensamiento cuya energía logre modificar cualquier tiniebla para ser transformada en luz.
Te deseo la mejor vida que puedas llegar a tener, iluminado siempre con la llama eterna de la Esperanza, aquella que nunca muere y que es capaz de salvar y curar el alma.

Pensamiento del día:  

Soy un ser esperanzado y esperanzador. La luz de la esperanza ilumina mi camino hacia las más grandes realizaciones  del espíritu.

Frase Metafísica

La luz de la Esperanza acompaña mis instantes. En ella, yo Soy Fe.



Tema relacionado:  Superar el dolor



8 comentarios:

Tino dijo...

La esperanza es la fuerza inagotable del espíritu.
Tu entrada está repleta de "esperanza".

Muy bonita!!.
Un abrazo muy grande querida amiga!!.

Millz M dijo...

Hermoso artículo Mariela, comparto tu pensamiento.
Gracias por incursionar en esta temática que tanto bien le hace a la gente. Y gracias también por estar siempre presente en No te duermas. . .. Un abrazo amiga.

Oneesan Shizen dijo...

La esperanza es el don más grande que tiene el corazón humano, es lo que nos permite avanzar y lograr cosas que serían impensables.
Bellisimo este post.

Miuris dijo...

En verdad Mariela, la dimensión de la luz interior no importa, lo que tenemos que luchar es por mantenerla encendida que no nos falte su calor, porque con ella, como bien dices, edificamos un puente hacia hacia la esperanza.
Esa lucesita, aunque diminuta, permite a nuestro espíritu, dar y recibir luz.

Buena y constructiva tu entrada amiga.

Abrazos

Mariela Marianetti dijo...

Así es Tino. La esperanza es una fuente inagotable de energía que impulsa al ser a mejorar.

Muy bonita tu respuesta, me alegra que te gustara la entrada. Un abrazo amigo.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias a vos Millz por tantas cosas bellas que compartís y por tu visita amiga. Si, la metafísica es una rama que ayuda mucho al espíritu y da aliento a los seres que necesitan recuperar su confianza. Siempre vuelvo a escribir sobre ella pues es una de mis pasiones.

Un abrazo.

Mariela Marianetti dijo...

Exactamente Onessan, es así como lo expresas amiga. Gracias por tu visita y tu comentario.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias querida Miuris por tus sabias palabras que interpretan cabalmente la entrada. Eso creo que es la esperanza, una luz que jamás debemos permitir que se apague. No importa ni la edad, ni el tiempo, ni la situación en la que nos encontremos siempre debemos luchar por salir adelante, confiando en nuestras lucecitas interiores. Son ellas las que nos orientan cuando todo parece oscuridad.
Un gran abrazo amiga y gracias por tu paso.