viernes, 11 de junio de 2010

A tu Memoria, Querida Negrita

Comparte este Post en Facebook
perros perdidos en mendoza



Tuve la fortuna de tenerla por Quince Años. Veo claramente como si fuese ayer cuando llegó a mi vida, tan pequeñita que apenas cabía en la palma de mi mano. Compartì con ella tantos momentos y tanto cariño que ha sido muy difícil para mí dejarla ir.
Aun recuerdo el 11 de Junio pasado cuando al volver a casa ya no estaba, nunca pude saber qué le sucedió y por eso una parte mía jamás dejó de buscarla... Mi alma aun recorre las calles colocando carteles, persiguiendo ladridos parecidos a su voz y preguntando por ella, o buscando el milagro de verla, quizás, al pasar.
Dicen que nunca se olvida lo que uno amó con el alma, por eso mi alma, nunca la olvida. Ella fue, es y será mi Eterna Negrita.



A ella, a un año de su Desaparición le dedico:



Siempre llevaré tu nombre prendido en el ojal de los sueños perdidos, mientras tus latidos se diluyen entre horas que parecen dilatarse en los dedos de la nostalgia.
Mis lamentos se dibujan sobre cielos inventados buscando una razón para la ausencia, que parece devorar mis entrañas tornándome un espectro asomado en la penumbra de los recuerdos.
Soy la nada sin tu esencia. Una mísera conjunción de sombras y fantasmas que navega en un mar de perpetuo silencio. Me faltas, lo sé; y en mi sapiencia sufro la condena inexpugnable de aquel adiós que no nos dimos, el último abrazo que sólo recibió el viento sin poder sentir tu calor, tu aroma, tu ternura.
¿Por qué nos tuvo que suceder este designio atroz? ¿Qué extraño sortilegio encadenó nuestras almas a lo incierto torturando el corazón por la imposible despedida? ¡Qué no hubiera dado por alcanzar a verte una vez más! ¡Ojalá lo hubiese presentido así te habría preservado adhiriéndome a tu figura hasta quedar en carne viva para intentar evitar lo inevitable!
De mí… se sabe la tristeza, pero de vos… el vapor te llevó en sus alas extinguiendo cualquier huella. La nube negra consumió tu aliento aspirándote hacia un eterno desencuentro.
Ya nada lavará la culpa de las paredes de mi memoria y aunque vuelva a preguntarme los designios, sé que nunca me serán revelados, mientras los días continuarán quebrándose implacables en el eterno abismo de las horas en las que ya no estarás recostada en mi regazo.
Sólo queda prometerte que el olvido no te llevará a su tumba, ni en siglos te entregaré a sus ansias. A pesar de que todos los paisajes seguirán vacíos de tu cuerpo, jamás lo estarán de tu paso por mi vida.



HACE UNA OBRA BUENA: ADOPTA UNA MASCOTA, ELLA SIEMPRE ESTARA A TU LADO


En Mendoza: Sociedad Mendocina Protectora de Animales http://www.animalesmendoza.com.ar/
Si quieres agregar en comentarios las direcciones de Las protectoras de Animales en tu región, hacelo, lo colocaré en la entrada principal. !Gracias!

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Lamento lo de tu perrita. Buenas letras a su memoria.
Adooptar es la solución a tu dolor.

Saludos

Andrew

Anónimo dijo...

Desde donde está te acompaña aún, en el cariño que le guardas. < Hermosa Prosa a su recuerdo.

cariños mariela

Lucia

Oneesan Shizen dijo...

Comprendo el dolor de perder a tu amiguita, me ha pasado y aunque consigas otra, no se borrará de tu corazón, por lo tanto siempre estará contigo. Cuando mi perrita de 18 años murió, estaba tan triste que mi esposo me trajo otra viejita de la protectora y volqué en ella todo el cariño. Prueba, adoptar otro compañerito, te ayudará a superar la pérdida.

Lectores Inquietos Poemas dijo...

Hola amiga vi luz y pase a conocerte
la verdad comprendo tu dolor y me ciño
en el yo tambien pase por eso aparte mas
pena tengo por que estudie veterinaria
y comprendo el dolor de las personas hacia
sus queridas mascotas bonito texto que
iluminara a tu mascota en los cielos.
Recibe un fuerte abrazo feliz fin de semana

Mariela Marianetti dijo...

Hola Andrew! gracias por venir a visitarme. te cuento que mi esposo tiene una a Fly que ya tiene 17 años y para mi cumpleaños me regalò a Ginger, un cocker muy parecido a negrita, sòlo que èl es color champagne y ella era mestiza. Escribirle es mantenerla viva en mi corazòn y traerla un ratito màs conmigo. A Ginger lo adoro pero a ella jamàs la olvido.

Gracias por tus palabras. Estoy de acuerdo en lo de la adopciòn, ojalà muchas personas adopten a esos seres maravillosos que tanto amor nos brindan.

Cordiales saludos

Mariela Marianetti dijo...

Muchas gracias Lucìa, sì , yo siento eso, ella desde donde està me acompaña en todo su cariño.

un abrazo

Mariela Marianetti dijo...

Sì!!. Gracias a Ginger, mi nuevo compañero, estoy superando el dolor, pero no superarè su recuerdo jamàs. Viste cuànto se sufre! eso es porque un ser amado nos deja. Tus palabras son muy sabias y agradezco el recibirte aquì. Cordiales saludos Oneesan.

Mariela Marianetti dijo...

Hola Lectores Inquietos, me alegra recibirte aquì! Lamento que pasaras por lo mismo y què bueno que estudies veterenaria, creo que es una misiòn hermosa la que realizas. Un gusto conocerte y muchas gracias por tus dulces palabras.

Cordiales saludos

Miuris dijo...

Hola Mariela, cuando leo cosas como estas, en seguida pienso en nuestra querida Candy y sobre todo en mi hija.
Hay que tener sobrada sensibilidad para sentir de esa manera por un ser a quien llaman "animal".
Está por verse muchas veces, si actúa con más raciocinio y corazón que un humano.

Buenas noches y buen fin de semana.

Mariela Marianetti dijo...

De que actùan con màs raciocinio y sensibilidad que muchos animales racionales ( humanos) ni lo dudes ,estimada Miuris, son seres por naturaleza bondadosos que brindan cariño, lealtad y fiel compañìa librados de cualquier interès, perversiòn, u ocasiòn de por medio. Pienso que fue la forma en la que se extraviò Negrita lo que màs me ha costado superar, no otra cosa, pues sè que la tuve muchos años y estoy agradecida por eso. Fue como que me la quitaron. Tal vez si la hubiese visto fallecer o hubiera averiguado què le sucediò, serìa otra la historia, por eso digo:
1-Jamàs encarguen sus mascotas a nadie, pues nadie las cuidarà como ustedes.
2- Si salen, dèjenlas en un lugar seguro, pues Nadie se harà cargo de lo que le suceda y
3- Estèn atentos, nunca saben que clase de maldad ronda su cuadra.

No te preocupes por Candy y tu querida hija, las dos tienen un cariño que compartir y deja que la vida suceda Miuris, despuès de todo, hagamos lo que hagamos lo que deba suceder sucederà, indfectiblemente.

Gracias por tu mensaje y deseo que Candy tenga una vida maravillosa junto a tu hija.

Cordiales saludos