viernes, 28 de mayo de 2010

Hace un año, nos quedaban Catorce Dìas- De mi Colecciòn de Prosas

Comparte este Post en Facebook




Hoy he estado recordàndote. En realidad , desde que te fuiste, nunca dejè de hacerlo, pero hoy no sè si es esta niebla gris que se extiende por las calles, el silencio elevàndose de los muros o la lluvia lo que me hace extrañarte aùn màs y añorar.
Sì... sè que el pasado no se puede cambiar y uno debe aprender a vivir con eso, pero tu recuerdo vive en mì latiendo tan profundo como el amor que sentì por vos los quince años que te tuve.
Ya sè, mucha gente dice que estoy loca, que sobrevaloro el afecto que se puede sentir por una mascota, que me consiga otra; pero, ¿Sabès què creo? Ellos nunca fueron tan afortunados como nosotras que nos tuvimos tanto tiempo, que compartimos tantas cosas, que aprendimos a vivir tenièndonos. Dejalos !Pobrecitos! No aprendieron nada de lo que seres como ustedes vienen a enseñarnos a nosotros.
De vos aprendì tantas pero tantas cosas... el valor de la lealtad por ejemplo.Sì, sì, entendiste bien, vos fuiste leal a mì toda tu vida, apoyaste mis decisiones ( aùn las equivocadas), creìste en mis palabras y te mantuviste a mi lado en los tiempos de penumbras ¿Te acordàs? Cuando la soledad nos acompañaba y no sabìamos ni siquiera si me iba a casar. Tuvimos suerte despuès de todo, El nos cobijò a las dos y formamos nuestra familia, vos la integrabas tambièn, durante cinco años.
Ahora tu casita està vacìa, aùn guardo tu plato y debès en cuando coloco unos trocitos que come la Fly- fly y yo pienso que volviste, no sè porque me gusta aferrarme a esa idea. Tal vez sea mi forma de obtener consuelo, no sè...
Ves... no te olvido y jamàs lo harè ; a veces pienso que tienen razòn los que dicen que estoy loca... pero en fin, ellos no te conocieron como lo hice yo.
Pensar que hace un año nos quedaban sòlo catorce dìas para vivir juntas y yo... yo no fui capaz de darme cuenta. Ahora debo vivir una eternidad sin tu cariño, Querida Negrita.



By Mariela



Prosa, Prosa poética, Leer prosa poética, Prosa poética a mi perra, Prosa de amor, Mascota, letra a una mascota, Negrita, Poema a Negrita





4 comentarios:

avezul dijo...

oh que belleza! negrita nunca se ira mientras este en tu corazón, que bonito cariño, donde existio la lealtad, es bello recordar los buenos momentos porque es volver a viver, muy hermoso Mariela encantada de pasar!!

Mariela Marianetti dijo...

Si, tenès razòn Avezul, ella nunca se irà. Nuestros afectos, cuando nacen el alma, jamàs dejan de existir.
Gracias por tan bonito y sentido comentario.

Un cariño

Miuris dijo...

Mariela, mis ojos están húmedos, le diré a mi hija que lea esta entrada, estoy pensando en Candy, su perrita, ella piensa igual que tu y confieso en este momento que me siento avergonzada ante ustedes, porque a ella, también le llamo "loca", por la manera en que trata a su perrita.

Un abrazo y un recuerdo mas para tu negrita.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Estimada Miuris por tus tan sentidas palabras. Dejà que tu hija trate a su perrita con todo el amor del mundo, ellos vienen a estar con nosotros para enseñarnos tantas cosas buenas que muchos seres humanos no pueden ni siquiera aprender. No nos duran para siempre, asì que el tiempo que Dios nos regala con ellos hay que disfrutarlo al màximo. Que la cuide mucho y la quiera mucho tambièn, Candy lo harà mucho màs.

Un abrazo y muchas gracias!