martes, 7 de junio de 2011

Cuento Corto sobre la Mujer que Corre

Comparte este Post en Facebook








Prosa


Cuento corto sobre la mujer que corre



Por el paisaje oscuro de los sueños lejanos y tan ajenos, hay una mujer que corre sin mirar atrás, es como si escapara de algo o de alguien, como si su paso acelerado ya no pudiese detenerse, ni siquiera la detiene el cansancio o la necesidad de respirar pausadamente, aunque el cansancio parece ante los ojos humanos detenerla...es su alma la que no descansa.
Creo que utiliza máscaras para no ser reconocida, para confundirse entre tantos rostros...no quiere que la vean pasar o que nadie detenga su mirada en ella.
Parece que escapa...Sí...escapa, se diluye entre silencios o miradas perdidas...como ausente, como queriendo no estar ahí .
Ella quiere estar en el lugar que sueña, muy cerca del mar...ese mar que todavía no la abriga.
A veces...pareciera una muñeca que llora...fría... distante..como viviendo en otro mundo, un mundo inaccesible para algún ser exceptuada ella.
Por su mirada esquiva, creo que oculta algo ...algo que está en el fondo de su alma...Sí...ella quiere detenerse, su deseo es tener raíces para afirmarse en la tierra y poder extender sus brazos hacia el cielo... ser flexible para acompañar al viento y resistente para soportar tormentas...Pero si es eso lo que quiere, ¿por qué no puede detener su paso?
Creo que no quiere ser atrapada o cautiva...siente que si detiene su paso es vulnerable al amor de alquien.
Vive eternamente sola...aún estando acompañada se ve tan sola...a veces sonríe...sí, creo que sonríe cuando lo ve pasar....

Luego corre y desaparece....
¿Quién es ella?
¿Por qué se refleja en mi espejo ahora?




.....................................................



By Mariela




Prosa recomendada: El amuleto de la buena suerte y el amor




Edición





4 comentarios:

Ricardo Miñana dijo...

Inquietante y bonito cuento,
escribes muy bien, es un grato
placer leerte.
feliz semana.

Miuris dijo...

Querida Mariela

tienes un fino estilo para decir las cosas, este relato es muy bueno.

Somos escritores y como tales, escribimos sobre cualquier tema que no necesariamente son experiencias personales, ojalá que éste sea el caso y que la soledad de ella no nos alcance amiga.

Abrazos

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Ricardo por tu paso, me alegra que te agradara. Un saludo Poeta.

Mariela Marianetti dijo...

Hola Miuris, me alegra encontrarte aquí. En este cuento puntualmente hay como un desdoblamiento narrativo que se da en la misma protagonista ¿ Si es biográfico?...puede que sí...puede que no; la verdad es que por partes. Un abrazo amiga y que la soledad de ella nunca nos alcance.