martes, 20 de noviembre de 2012

Un Paro Nacional con disturbios en Mendoza

Comparte este Post en Facebook


Disturbios en Mendoza

Actualidad



Mendoza se despertó, como cada mañana, con ganas de seguir sobreviviendo; sin embargo, a primeras horas , un grupo de individuos que, según dicen, no pertenecían a ningún Gremio, y que tenían todo el derecho de adherirse o acatar el Paro decretado, se ocupó de apedrear Micros y desinflar cubiertas; claro, los móviles en aquel momento, trasladaban a quienes sí debían ( o habían decidido trabajar). Trabajar por necesidad o por convicción ( no importa la diferencia),  y quienes también tenían todo el derecho de no adherir a la medida de fuerza.
Me disgustó bastante ver como los pasajeros debían ( obligados), abandonar la unidad; me entristeció saber que hubo gente varada por horas en las paradas de Micros sin tener manera de regresar a su hogar y con el peligro que, un día como hoy, traía consigo !Si ya cada día trae su propio peligro!¿ Era necesario hacerlo?
Todos tenemos el Derecho de expresarnos!TODOS!
Estoy convencida que todos tenemos derecho de expresar nuestra adhesión o nuestro descontento ante las actuales políticas de Gobierno ( y el Pueblo está descontento); pero no creo que querer Parar un País a la Fuerza y después decir que fue de un alto acatamiento la Medida, sea la forma correcta de expresar una idea contraria o una razón; más bien lo sería dialogar (o intentar seguir dialogando), tener capacidad para exponer inteligente y correctamente soluciones populares que incentiven la unión y el apoyo, que sean pensadas, elaboradas y tendientes a encontrar posturas que ayuden a todo un Pueblo a salir adelante. Después de todo, "todos estamos en el mismo barco" y sería bueno que "entre todos", unidos, aprendiéramos a buscar la manera de ayudar a que el naufragio no nos lleve a  las oscuras profundidades de lo incierto, un País como Argentina se merece la oportunidad de seguir adelante, y no naufragar en aguas  de poderes e intereses sombríos, violentos y tormentosos.




No hay comentarios: