miércoles, 12 de septiembre de 2012

El divorcio

Comparte este Post en Facebook



Divorcio Vincular



Cuando el amor se adormece
el aire parece de bruma,
las noches se tornan hambruna
y sed, y el dolor prevalece.


Y  acaso el Ser palidece
al ver su perdido destino
saber bifurcado el camino
de sueños que solo decrecen.



El tiempo preciado perece
en alas de cruel desatino
durmiendo el amor es mezquino
y crónica de dos que fallecen.



Muriendo el amor adormece
el alma que ayer prometía
afecto de eterna valía
y hoy solo olvido parece...



Nadie le gana a su suerte
si dos se desangran a muerte.






No hay comentarios: