domingo, 25 de marzo de 2012

Poesía al sufrimiento de un Ser amado

Comparte este Post en Facebook


Palabras del Alma


Quisiera ser ciega para no ver tu sufrimiento;
pero sé que aún ciega, podría sentirlo
en cada lamentación que hoy te acompaña, 
en cada momento que ya no compartimos,
en cada espacio que va quedando vacío.
Daría mi sangre si éso lograra conjurar tu desolación;
si pudiese detener el tiempo; si con ello lograra
devolverte un poco de paz.;
y aunque hoy, nuestras sonrisas están apagadas
en el extraño misterio de una enfermedad
que no cede;
siempre tendré en mi corazón, latente y callada,
la firme esperanza
de que el Amor y Dios logren resucitarte
del cruel destierro de tu alma.


A mi esposo.









2 comentarios:

Felicidad Batista dijo...

Mariela, leo con emoción triste la intensidad y el dolor que rezuman tus versos. Poema de entrega, de comprensión, de compañía, de impotencia, desolación pero también de mucho amor.
Y como bien dices, el amor y la fe mueve a milagros.
Te deseo que todo mejore, que el dolor se apacigue y la enfermedad remita.
Un gran abrazo solidario amiga

David C. dijo...

Intenso y bello homenaje de amor.
Un abrazo
David