miércoles, 22 de mayo de 2013

De los Amores Imposibles

Comparte este Post en Facebook
imagen de amor


Poesía

Adormecida


Me adormecí en un suspiro
bajo la tierra del silencio
recitando la letanía
que ocultaba tu nombre.
Fui llama encendida en una nube,
gris, tenue, fugaz,
incinerando, lentamente, el color de tu mirada;
vistiendo el luto de lo que no fue,
sin más pasado que los sueños
 y tan seca
de llanto como la carne cuya mortaja
no logra reconocerse
en su epitafio...
Las cruces del tiempo no son más
que dos rosas ofrecidas a la memoria
de lo que nunca conoció un mañana,
y, sin embargo, aún se enciende
entre las sobras
de recuerdos que no envejecen...






Poesía recomendada: La tristeza de la niña


Leer un poema melancólico, Poema de desamor y de amor, amor, poema, poesía, leer poemas de amor, nostalgia, imagen de poema de amor





8 comentarios:

Mi historia mal contada dijo...

Que buena composicion ...me gusta el romanticismo y la nostalgia de lo que fue pero podria seguir siendo...

Felipe dijo...

Es lo bueno o lo malo que los recuerdos siempre van clavados en nuestro corazón.

Buen día y un fuerte abrazo

Felicidad Batista dijo...

Mariela, como anestesia que se inyecta al cuerpo para no sentir dolor, en tu poema hay un intento de atemperar emociones, distraerlas, disuadirlas del amor que no será aunque late "adormecido".
Brillante y exqusito poema que nos habla del llanto sordo del amor.
Un gran abrazo, amiga

Carla dijo...

Cálidos versos como melodías que llegan al corazón. Bella tu poesía.

Robert dijo...

¡Hola, Mariela! Ya siento haber tardado tanto en responder a tus comentarios. Llevo dos meses sin hacerlo. Ahora en plenas fiestas, aquí, de los sanfermines, me he decidido. Recibe un fuerte abrazo. Por cierto, tu sitio es lindo, lindo. :)

J.Maseda dijo...

nadar sobre la concurrencia de estas frases es poder estar agradecido de
un texto que me ha llevado

Carmen Silza dijo...

Un placer Mariela ,leerte siempre...Muy bello....Besos amiga

RELTIH dijo...

MUY INTERESANTE. SIEMPRE ES UN PLACER LEERLA.
UNA BRAZO