sábado, 21 de mayo de 2011

El viejo Cardenal

Comparte este Post en Facebook




  • Poesía 



    Es que ya sé que no me quieres Dulce niño
    que cayeron por mi frente primaveras,
    siempre serás para el alma la quimera,
    dormitando entre el recuerdo y el cariño.


    Tu desamor me ha llegado, Dulce niño
    en el canto fugaz que hacia mi vera,
    trae sonriendo el cardenal que espera
    despertarme del sueño al que me ciño.


    Entre mis ansias quedará el abrigo
    y dulces besos yacerán sin dueño
    muertos de sed, llorando sin testigos...


    vendrá el olvido y el cardenal risueño,
    al llegar el alba cantará al postigo
    la sangre derramada por mis sueños.



    By Mariela



    Poesía Recomendada:




    Dos rosas para un Adiós

12 comentarios:

Poeta del Cielo dijo...

Linda poesia Mariela siempre sus letras son de tocar el corazon y en esta linda entrada emmocionan amiga... felicidades

saludos
lindo fin de semana
abrazos

Adolfo Payés dijo...

Tu poesía es de las que hacen suspirar, conquistando todo..

Un placer leerte.

Un abrazo
Saludos fraternos...

Que disfrutes el fin de semana..

RELTIH dijo...

CONMOVEDOR ESCRITO, MUY SENSIBLE.
BESOS

Fibonacci dijo...

Solamente una vez en mi larga vida, he sentido esas primaveras que se alejan...duele, pero bueno, así es la vida...un besote preciosa

Adrián J. Messina dijo...

Mágico, fabuloso, sos una maga de las palabras.

Abrazos querida Mariela.

Tino dijo...

Muy hermosa y llena de nostalgia. Los sentimientos de amor profundo son imposibles de controlar.

Un abrazo querida amiga.

Felicidad Batista dijo...

Mariela, tus poemas siempre danzan en la línea invisible entre la sesibilidad y las emociones. Estos delicados versos son un ejemplo de ello.
Un abrazo, amiga espero que estés ya recuperada.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias amigo por tus dulces palabras. Un gusto recibirte aquí. Cordiales saludos.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Adolfo. Un cordial saludo amigo

Mariela Marianetti dijo...

Gracias amigo por tus palabras. Un cordial saludo

Mariela Marianetti dijo...

Sí Fibo, así es la vida. Un abrazo amigo.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Adrián por tus conceptos. Un abrazo amigo.