martes, 21 de diciembre de 2010

Amor Eterno

Comparte este Post en Facebook

Poesía

El Amor Eterno


Existen amores que en tiempo germinan
y no se terminan por su transcurrir,
aquellos tan fuertes que siempre aglutinan
y que son eternos en su devenir.

Son esos amores que no son de cuentos
ni imposible invento de un verso feliz,
son esos reales que atraviesan vientos
y su pensamiento es sobrevivir.

Los grandes amores que no son novelas
pero su secuela suele sugerir
que todo es posible cuando uno ama
y nutre su flama, desafiando al fin.


Creo en los amores que todo lo viven
y que sobreviven por esa ilusión
de vivir la vida en dos, siendo uno,
por la que ninguno quiere desistir.


"La Eternidad de un Amor se mide, por los años que perdura su estancia física, en la memoria del alma"


By Mariela


8 comentarios:

Poeta del Cielo dijo...

Cada una de tus letras melodiosas describen magnificas el sentir de un amor eterno....

Bello amiga Mariela
saludos
linda semana
abrazos

Felipe dijo...

Me alegro que sigas tan enamorada de tu compañero como lo dejas escrito

Abrazos,Mariela

Tino dijo...

Hermosa poesia, que se refleja en vuestras caras de felicidad. Enhorabuena!! por "vivir la vida en dos, siendo uno". Sin duda el vuestro, es "un amor eterno en su devenir".

Un abrazo para ti, querida amiga!!.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Poeta del Cielo por tu presencia. un abrazo amigo y mis mejores deseos para vos y Marta, tu amor eterno.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Felipe por tu presencia y palabras, si , tener un buen compañero es una bendición de la vida, con todos los vaivenes que eso implica, porque el amor pasa por muchos estados y en su transcurrir se encuentra su eternidad.

Un abrazo

Mariela Marianetti dijo...

Si Tino, aunque el sale serio... Ay por qué será. No, hablando en serio, muchas gracias por tu presenciay tus palabras.

Un fraternal saludo.

PITEIRA dijo...

Hermoso poema muy bien acompañado por la fotografía, fiel testimonio de lo que sus versos cuentan.
Os felicito y mando un fuerte abrazo desde el Mediterráneo de Barcelona.

Darwin Bruno dijo...

Muy bonita fotografía y poesía