lunes, 29 de noviembre de 2010

El Síndrome del Hijo Único

Comparte este Post en Facebook

video
video


Poesía

El Mito del Hijo único


Existe quien afirma que hay sobre aquel hijo
que Dios ha hecho único, un extraño penar,
algún oculto estigma, quizá un maleficio
que dice que su alma jamás aprende a dar.

Yo digo que es mentira absurda y despiadada
tan solo una pavada de un pobre corazón
una psicopatía de cuarta e inventada
morbosa, equivocada y siempre sin razón.

Hoy te observaba hijo, corriendo tras los niños
acaso mendigando, un poco de atención
y te supe sereno correr tras el  cariño
compartiendo juguetes con toda la ilusión.

La vida no te ha dado la suerte de un hermano
pero te dio las ansias de aprender a encontrar
en cada ser que cruzas un corazón sincero,
un amigo que siempre tu sangre sentirás.

Si tan solo supieran de toda tu nobleza,
tu grácil entereza y toda tu emoción
al obtener siquiera un gesto de empatía
!Si vieran tu alegría... te dan el corazón!

Por eso aquel que afirma que un niño sin hermanos
no aprende del cariño ni sabe compartir
les digo que los hijos que Dios ha hecho únicos
son seres que a la fuerza, aprenden a vivir...

y luchan por cariño buscando quien los ame
aquel que los acepte con toda su ocasión
y se entregan completos extendiendo sus manos
a quien se elige hermano siempre del corazón.


By Mariela

" A todo el amor que es capaz de dar Marquitos"

6 comentarios:

Felipe dijo...

Veo el inmenso cariño,como no podía ser de otra forma,que le dedicas a tu hijo.

Y es muy exacto que un niño sin hermanos no tienen porque tener una infancia infeliz
Abrazos,amiga Mariela

RAFAEL LIZARAZO dijo...

Hola, Mariela:

Un hermoso poema, muy bien logrado, que con mucho cariño habla de un hijo que te inspira amor y devoción.

Se nota que Marquitos es un ser muy especial.

Gracias por visitarme.

Abrazos.

Miuris dijo...

Hola orgullosa mamá, me parecen hermosas las letras que dedicas a tu hijo, imagino que cuando sea un hombre formará un collar de perlas con todas tus letras escritas con amorosa ternura de madre hacia él.

Abrazos amiga querida.

Mariela Marianetti dijo...

Así es Felipe. Un niño sin hermanos no tiene por qué se infeliz ni de chico ni de adulto.

Gracias por tu presencia.
un cordial saludo.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Rafael por tus palabras. Un gusto recibirte y visitarte. Cordiales saludos.

Mariela Marianetti dijo...

Hola querida Miuris. Ojalá se alegre cuando los lea, pienso que le irán a gustar ( ya veo que me dice: Mami, qué ridícula jajaj), en fin, veremos qué dice...

Un abrazote.