miércoles, 28 de julio de 2010

Federico Garcìa Lorca- Reseña

Comparte este Post en Facebook
Federico Garcìa Lorca fue uno de los Autores màs prodigiosos del Siglo XX. Pudo ver en vida su Obra realizada.
Natural de Granada, España, naciò en 1898, estudiò mùsica, pintura y literatura, dedicàndose al teatro y a la poesìa.
Fue una figura clave en la poesìa de la Generaciòn del 27`. Muere fusilado por causas polìticas en 1936.

Poemario: Romancero Gitano, Llanto por Ignacio Sànchez Mejìa, Poeta en Nueva York.
Teatro: Mariana Pineda, Bodas de Sangre, Yerma, La Casa de Bernarda Alba, Doña Rosita la Soltera.

Pese a que su tema y lenguaje es andaluz, su fuerza y calidad le hacen trascender lo local para transformarse en un Poeta Universal.
Es Garcìa Lorca uno de los mayores Poetas de la Literatura Hispana.
Personalmente tiene mi admiraciòn y les digo: No pueden pasar por la vida sin leer por lo menos una de sus creaciones.


Comparto con ustedes un poema de un Autor cuyo mensaje de vida perdura en el tiempo.


La Casada Infiel

Y que yo me la llevè al rìo
creyendo que era mozuela,
pero tenìa marido.


Fue la noche de Santiago
y casi por compromiso.
Se apagaron los faroles
y se encendieron los grillos.
En las ùltimas esquinas
toquè sus pechos dormidos,
y se me abrieron de pronto
como racimos jacintos.
El almidòn de su enagua
me sonaba en el oìdo
como una pieza de seda
rasgada por diez cuchillos.
Sin luz de plata en sus copas
los àrboles han crecido,
y un horizonte de perros
ladra muy lejos del rìo.


Pasadas las zarzamoras,
los juncos y los espinos,
bajo su mata de pelos
hice un hoyo sobre el limo.
Yo me quitè la corbata.
Ella se quitò el vestido.
Yo, el cinturòn con revòlver.
Ella, sus cuatro corpiños.
Ni nardos ni caracolas
tienen el cutis tan fino,
ni los cristales con luna
relumbran con ese brillo.
Sus muslos se me escapaban
como peces sorprendidos,
la mitad llenos de lumbre,
la otra mitad de frìo.
Aquella noche corrì
el mejor de los caminos,
montando en potra de nàcar
sin bridas y sin estribos.
No quiero decir, por hombre,
las cosas que ella me dijo.
La luz del entendimiento,
me hace ser muy comedido.
Sucia de besos y arena,
yo me la llevè al rìo.
Con el aire se batìan
las espadas de los lirios.


Me portè como quien soy.
Como gitano legìtimo.
Le regalè un costurero
grande, de raso pajizo,
y no quise enamorarme
porque teniendo marido
me dijo que era mozuela
cuando la llevaba al rìo.



Autor: Federico Garcìa Lorca

10 comentarios:

PITEIRA dijo...

Gracias por recordarnos a este genial autor y a uno de sus hermosos poemas.
Un abrazo.

avezul dijo...

hermoso! me llegan recuerdos de cuando estaba en secundaria, tenia una maestra de español que los declamaba muy bien, y este en particular me gustaba mucho gracias Mariela por esta emocion! un beso a Marquitos!

Mariela Marianetti dijo...

Hola Piteira! Gracias a vos por tu presencia. Y còmo no recordarlo! Creo que su nombre nunca debe morir! Federico Gracìa Lorca, no pudieron matar su espìritu.

Un abrazo Gran Poeta

Mariela Marianetti dijo...

Hola Avezul! Cuànto me alegra la emociòn que te despierta su recuerdo! Federico es uno de esos autores que se estudian de chicos y siempre se retoman.
Un mito Literario, podrìa decirse.

Un gusto encontrarte aquì, amiga mìa.

Cordiales saludos

Miuris dijo...

La obra de García Lorca, es un legado a la humanidad, las huellas de esa maravillosa maravillosa Generación del 27,permanecerán para que generaciones venideras, conozcan a esos actores que sin estridencias, dejaron escrito tan invaluable obra.
Muriendo tan joven, permanece en la mente como un muchacho travieso que disfrutaba escribiendo versos, al mismo tiempo que participaba como simpatizante en los movimientos populares de su tierra, en esos tiempos convulsos.

Un cálido abrazo a mi amiga Mariela, con el calorcillo tropical que sobra por estos lados.

Mariela Marianetti dijo...

Hola Miuris! !Què gran anàlisis de el significado de la obra de èl y de su generaciòn nos dejas.
Gracias por tan càlidas palabras y recibo ese calorcito tropical que me trae tu amistad desde Dominicana.

Gracias por tu presencia!

Darwin Bruno dijo...

Me gusta.

Darwin Bruno dijo...

Excelente

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Darwin, me alegra que te guste este Gran Autor. Un cordial saludo

Mariela Marianetti dijo...

Gracias por partida doble, Darwin