martes, 29 de marzo de 2011

AMADO NERVO- Reseña

Comparte este Post en Facebook

Poesia de Amado Nervo



Amado Nervo (Juan Crisóstomo Ruiz de Nervo) fue un poeta mexicano. Nació el 27 de agosto de 1870 en la ciudad de Tepic, Nayarit, y murió el 24 de mayo de 1919. Cuando tenía trece años murió su padre, dejando a la familia en situación económica comprometida. Otras dos muertes habrían de marcar su vida: el suicidio de su hermano Luis, que también era poeta, y el retorno "a la fuente de gracia de dónde procedía" de su amada Ana Cecilia Luisa Daillez.
Creador de los poemas integrantes de la Cèlebre Obra Literaria La Amada Inmóvil, publicado póstumamente en 1922.
Cabe la aclaración que La Amada Inmóvil  NO ES UN POEMA, es una de sus Obras ( compendio).
En vida se lo llamó " El más grande lírico de América". Ícono del Verso Libre Rimado.
Profundidad, sentimiento y fácil versificación lo hicieron merecedor de tal juicio.
Reconozco ser cultora de su estilo, por ello, comparto con ustedes tres poesías de Amado Nervo, mi autor favorito.



"COBARDÍA"

PASÓ CON SU MADRE. !QUÉ RARA BELLEZA!
!QUÉ RUBIOS CABELLOS DE TRIGO GARZUL!
!QUÉ RITMO EN EL PASO! !QUÉ INNATA REALEZA
DE PORTE! !QUÉ FORMAS BAJO EL FINO TUL!...


PASÓ CON SU MADRE. VOLVIÓ LA CABEZA:
!ME CLAVÓ MUY HONDO SU MIRADA AZUL!
QUEDÉ COMO EN ÉXTASIS..
CON FEBRIL PREMURA,
"!SÍGUELA!" GRITARON CUERPO Y ALMA AL PAR.
...PERO TUVE MIEDO DE AMAR CON LOCURA,
DE ABRIR MIS HERiDAS QUE AÚN SUELEN SANGRAR,
!Y NO OBSTANTE TODA MI SED DE TERNURA,
CERRANDO LOS OJOS, ..LA DEJÉ PASAR!





"EN PAZ"

Muy cerca de mi ocaso, yo te bendigo, Vida,
porque nunca me diste ni esperanza fallida,
ni trabajos injustos, ni pena inmerecida.


Porque veo al final de mi rudo camino
que yo fui arquitecto de mi propio destino;
que si extraje las hieles o la miel de las cosas,
fue porque en ellas puse hiel o mieles sabrosas;
cuando planté rosales, coseché siempre rosas.


...Cierto, a mis lozanías va a seguir el invierno;
!Mas tú no me dijiste que mayo fuese eterno!
Hallé sin duda largas las noches de mis penas,
mas no me prometiste tú sólo noches buenas,
y en cambio tuve algunas santamente serenas...


Amé, fui amado, el sol acarició mi faz.
!Vida, nada me debes!.... !Vida, estamos en paz!





EL CELAJE


¿Adónde fuiste, Amor, adónde fuiste?
Se extinguió en el poniente el manso fuego,
y tú, que me decías: "Hasta luego,
volveré por la noche"... ¡No volviste!

¿En qué zarzas tu pie divino heriste?
¿Qué muro cruel te ensordeció a mi ruego?
¿Qué nieve supo congelar tu apego
y a tu memoria hurtar mi imagen triste?

...Amor, ¡ya no vendrás! En vano, ansioso,
de mi balcón atalayando vivo
el campo verde y el confín brumoso;

y me finge un celaje fugitivo
nave de luz en que, al final reposo,
va tu dulce fantasma pensativo.


Autor: Amado Nervo







1 comentario:

Darwin Bruno dijo...

Interesante,as poesias de Amado Nervo.