martes, 8 de febrero de 2011

Poesía a mis Recuerdos

Comparte este Post en Facebook


Poesía
AÑORANZA
Poesía a mis recuerdos


Evoco, a mis años los días felices,
aquellos pasados que una vez viví,
en mi vieja calle, la Calle Brigante,
y toda una vida regresa por mí.


Recuerdo sonriente al Marinerito
cruzar la vereda  elegirme a mí,
a la Farolera,  dulce compañera,
guiando mi camino hacia el Jardín.


Viene a mi memoria mi pura maestra,
la querida Elba con todo su amor,
éramos sus hijos, dulces querubines,
regalos del Cielo que el Señor le dio.


Me veo jugando con Claudia, con Eli,
también con Marcelo hoy en Nueva York,
elegir la Reina de nuestra Vendimia,
a voto cantado...nunca gané yo.


Ahora voy corriendo atrás de Laurita,
mi prima lejana con la que crecí,
sintiendo la mancha, esa venenosa,
risas olvidadas vuelven a reír.


Ahí veo llegando a mi perra Negrita,
con su fiel ladrido,cuidando el umbral,
viene a mi regazo después de un paseo,
recibe unos mimos y vuelve al portal.

Y toca la puerta aquel primer novio,
con el dulce beso que un día me dio,
nos veo sentados, en la parecita,
tomados de la mano, hablando de amor.


Recuerdo domingos... el mate, el asado,
toda la familia reunida en el hogar,
en aquella casa donde viví una vida,
llena de ilusiones que aun quiero alcanzar.


Extraña añoranza la de aquellos años,
de la vieja calle en la que crecí,
la Calle Brigante con todo su encanto,
por su remembranza, vuelvo a ser feliz.






Poesía Recomendada: El Amor Ciego




4 comentarios:

ricardo davila dijo...

hola querida,antes que la huella dejo aqui mi impronta llena de carino para tu nostalgico poema,quisiera poder plamar tambien mis recuerdos, solo que ellos estan nublados por este presente doloroso,pero dicen todo pasa,dudo de que asi sea, siempre tendre en el alma una cicatriz que no pedi.te quiero mucho.a 2 dias del primer aniversario de su partida no me queda mas que la esperanza de poder encontrarlo cuando yo tambien emprenda el camino de regreso al verdadero hogar.

Mariela Marianetti dijo...

Mi querido Ricardo. Todo pasa y el recuerdo de nuestros seres amados permanece indeleble en nuestro corazòn y nos ilumina en lo que nos parece, la noche oscura. Seguramente Dios permitirà el reecuentro pero a su tiempo , es mi profundo deseo para vos y para tu amado Hijo.
El sabe de tu amor y de tu bùsqueda y siempre te espera en el lugar donde habitan los sueños. Encuèntralo ahì cada dìa, haz una oraciòn por su alma y veràs que la paz vuelve poco a poco.
Ya sabes de nuestro cariño sincero y de nuestros mejores deseos para vos y tu familia. Me gustarìa mucho, cuando quieras y estès preparado, que publicaras tus letras aquì, con una reseña de tu vida, si lo haces cada comentario, reflexiòn poema que me envìes lo publicarè en la pàgina principal.
Muchas gracias por tus valioso aporte lleno de sentimiento y profundidad.
!Hasta pronto Amigo Mio!.
Ya se te extraña en Mendoza.

Fibonacci dijo...

Los recuerdos y el dolor de los que hemos perdidos parate de nosotros, siempre permenece ahí...solo nos queda seguir y que permanezacn vivos en nuestras vidas...un besote

Mi historia mal contada dijo...

Me gusta esa forma tan amena de describir ese recuerdo que te queda aun de esa infancia nuestra que nunca termina.

love