Ir al contenido principal

El día que te vi morir- Autora: Glendalis Lugo

Prosa Destacada



El día que te vi morir


Un ángel conmovido por la inminente muerte de una bella niña de cabellos de oros, desciende del cielo, sentía la necesidad de quedarse colgado del último latido de su corazón. Quizás eran sus cabellos que lo hechizaban, o sus ojos color miel que le recordaban el río de color ambarino que circundaba el cielo, pero no dejaba de mirarla, permanecía quieto, callado, al lado de su cuerpo. La madre de la niña lloraba desconsolada, enfermeras, médicos, entraban y salían de aquella fría habitación de hospital, la miraban con tanta pena sorprendidos por el amor tan abnegado que ella le profesaba a su hija. El ángel pensaba que morir en esa habitación era injusto, no tenia colores y no brillaba el sol, conmovido le susurraba en el oído a la madre que no dejara morir su hijita en esa habitación de hospital fría e inhóspita que la llevara a una habitación de muchos colores. 

La madre quizás en otro momento pensaría que estaba perdiendo su cordura pero en medio de tanto dolor nada la sorprendía, comprendía que no estaba sola al escuchar ese suave susurro en su oído que la llenaba de esperanza. Les exigió a los médicos que la dejaran ir con su hija, ellos aceptaron sin reclamos y las dejaron ir. Ella condujo su auto por muchas horas, el ángel las acompañaba jamás se despegaba de la niña. Llegaron a un lugar que la niña jamás había visitado, lo que ella no sabia era que su madre se había criado en ese lugar pero un día como adolescente rebelde se escapo y jamás volvió a la casa de sus abuelos. Ellos al verlas lloraban de emoción, el abuelo cargaba la bella niña, la abuela no dejaba de abrazar a la madre; juntos fueron a la que fue su habitación era hermosa llena de dibujos de muchos colores y por la ventana junto a su cama el sol brillaba.

   Tomó en sus brazos a su hija abrigándola en la cama, se tumbo con ella y no dejaba de abrazarla, la niña sonreía de felicidad mirando la habitación; los abuelos las dejaron solas. La madre le contaba toda su infancia en ese lugar mágico donde nunca le falto amor y vivió las mas bellas aventuras hasta que se quedaron dormidas. El ángel les regalo un sueño hermoso; juntas corrían por el jardín y se bañaban en un río color ambarino, no paraban de reír y de soñar. La madre despierta por que un rayo de luz del sol le molestaba en la cara, miraba la niña, ya ella no se movía, no respiraba, la llamaba varias veces pero ella jamás respondió, a pesar de tal hondo dolor sentía mucha paz en su corazón por haber vivido con su hija tan bella experiencia y no le quedaba duda que se fue de este mundo feliz; murió sin frío y con muchos sueños. El ángel sonriendo regresa al cielo. 




Autora: Glendalis Lugo


Leer un Poema de la Autora: El día que te amé





Si deseas unirte a la Comunidad de Poetas y Escritores, visita nuestro  Foro Literario, o únete en Facebook







Prosa, Leer una Prosa, Narrativa, ver Prosa narrativa descriptiva, Prosa destacada, Leer una Prosa melancólica, Prosa de  amor, Prosa a un hijo, Foros de Prosas



Comentarios

Entradas populares de este blog

11- Diéresis y Sinéresis- Licencias Poéticas

Continuando con las Licencias Poéticas, hoy hablaremos de dos tipos de licencias contrarias entre si y, a mi criterio, de difícil ejecución en cuanto a su empleo en la composición de un poema.

Diéresis: Es la Licencia Poética por la cual al Poeta se le permite separar las vocales que forman Diptongo.
Ejemplo:

El Mendigo

Me regaló
codicioso -
del banquete
suntuoso-
de las sobras
de un Señor.

Autor: José de Espronceda


Sinéresis: Es cuando se unen dos vocales que NO forman Diptongo, la sinéresis es una sinalefa en el interior de una palabra.


Ejemplos:

De los nuevos campeones los rostros... ( Diez Sílabas)
Autor: Blas Parera


Verbigracia, aèrea ninfa ( Ocho sílabas)
Autor: Rubèn Darìo

Voy como un hèroe de poesìa mìa... ( Once silabas)
Autor: J. Ramòn Jimenez



Según Wikipedia:

La sinéresis o sinieresis es, en métrica, el recurso que permite ligar las vocales de un hiato deshaciéndolo, para lo cual se debilita el timbre de la vocal más débil a fin de crear un diptongo artificial con el propósito de di…

Género Lírico: Características del Himno y la Elegía

Ya sabemos que dentro del Género Lírico podemos distinguir la Oda y la Canción; además, lo integran:
3)El Himno: Se caracteriza por ser una gloria cantada a sucesos, personajes u objetos en forma fogosa y entusiasta. Ejemplo:


Letra del Himno Nacional Argentino( Original)
Oíd, !mortales!, el grito sagrado: !libertad, libertad, libertad! Oíd el ruido de rotas cadenas; ved en trono a la noble Igualdad. Se levanta a la faz de la tierra una nueva y gloriosa nación; coronada su sien de laureles y a sus plantas rendida un león.
Coro
Sean eternos los laureles que supimos conseguir coronados de gloria vivamos o juremos con gloria morir.
De los nuevos campeones los rostros, Marte mismo parece animar, la grandeza se anida en sus pechos,  a su marcha todo hacen temblar. Se conmueve del Inca las tumbas y en sus huesos revive un ardor, lo que ve renovando a sus hijos de la Patria el antiguo esplendor.
Autor:Vicente López y Planes ( Español; 1785- 1856)

4)Elegía: Poema que expresa lamentación y pena por un hecho ocurrido. Eje…

24 De Marzo: Dia Nacional de la MEMORIA por LA VERDAD y LA JUSTICIA

El 24 de de Marzo próximo, van a cumplirse 37 años años desde que el último Golpe Militar en la República Argentina; golpe que, como todo aquello no querido y arbitrario, sumió al País en la niebla nefasta de la eterna injusticia. La sombra de su sombrío paso aún se cierne sobre el Pueblo que no olvida la desgracia que azotó a tantas almas. Por ellas,  por su recuerdo, por su lucha; los argentinos no olvidamos ni olvidaremos, e instamos a que los delitos de Lesa Humanidad sean penados con total Justicia, reivindicando los DERECHOS HUMANOS que a todos deben ampararnos. Por una vida Libre, en Democracia y sin armas que siembren terror, decimos: !NUNCA MÁS!


Poema a la Memoria
Nadie te quitará la luz ni extinguirá tu nombre sobre olvidos enterrados; nada detendrá mi camino hacia un nuevo amanecer ni borrará tu nombre de la faz de la tierra, o contará tus días sobre dudosos retazos de historia. Tu voz se alzará sobre el olvido, erigiéndose victoriosa sobre las nubes del tiempo en el que te a…