miércoles, 8 de septiembre de 2010

Ricardo Rojas- El Santo de la Espada- Proemio y Pròlogo

Comparte este Post en Facebook
Proemio de El Santo de la Espada

En la poligrafìa de Ricardo Rojas, que dentro de las letras nacionales es obra de primera magnitud, asume especial significaciòn la parte biogràfica.
Dos preclaras figuras històricas fueron estudiadas por el maestro ilustre en sendos libros: La de San Martìn y la de Sarmiento, personalidades muy dispares entre sì, pero unidos por los ideales de la libertad de Amèrica, de la Independencia de la Patria.
San Martìn quedò grabado como un hèroe clàsico, espìritu luminoso, voluntad reconcentrada, riguroso sentido de su deber, generosidad, desprendimiento y sacrificio. Sarmiento, como un hèroe romàntico, espìritu tempestuoso, voluntad expansiva, avasallador de rìgidas ideas, generosamente ambicioso, afirmador de su individualidad. Por eso, Rojas definiò al primero como El Santo de la Espada y al segundo como El Profeta de la Pampa. Aquel es la perfecciòn y lo venerable ; èste es la inspiraciòn y lo asombroso. Ambos destellan por virtud de lo sobrenatural: la Santidad y la Profecìa.
Cuando Ricardo Rojas escribiò en 1933 El Santo de la Espada era ya, naturalmente, muy numerosa la biografìa acerca de San Martìn, sobre la base de la Historia de Mitre. Pero su libro irìa a ser diferente de los que habìan tratado la vida y la acciòn del Gran Capitàn. Iba a constituir una interpretaciòn tan profunda como poètica del alma sanmartiniana. Rojas viò al Paladìn predestinado, cuyo acero resplandece con la luz de una inmanente justicia.
La biografìa, documentada con exactitud y redactada con un sugestivo poder de evocaciòn, sigue la trayectoria del Gral. San Martìn desde su cuna Indiana que le inspirarà su resoluciòn trascendental de regresar al Plata, hasta su tumba francesa, el Puerto a que aludiò en su hora ùltima, pasando por los campos de España, donde se templa su adolescencia y cuaja su juventud marcial, y culminando en sus victorias y liberaciones decisivas al pie de Los Andes y a orillas del Rimac. Es la idealizaciòn fatal de las vidas superiores. Se perfila como el sìmbolo de un pueblo naciente, el Argentino, que harà honor a su raza hispànica y a su condiciòn de americano.
Asì se yergue el hèroe libertador, cuya cruzada posee, por encima de las humanas contigencias, un idealismo sin màcula y sin reproche. Las armas son, en este caso que es uno de los màs excepcionales de la historia universal, solamente un instrumento del espìritu. La proeza se hizo legendaria. Rojas evoca a Parsifal y a Lohengrin, ya tambièn a Don Quijote. Es el Guerrero mìstico, fiel a una caballerìa fantàstica y purificadora, que puede rayar en la locura divina, por devociòn al bien y la verdad. Es el Misionero- sugestiòn de Yapeyù-, que cumple la hazaña moral, aùn màs grande que la fìsica, marcada por el destino. Ricardo Rojas, poeta en todo el curso de su admirable labor intelectual, levanta el Mito con acentos alternados de èpica y de lirismo, para envolver a San Martìn con la aureola de Hijo del Sol...
Y desde el brillante apogeo lo conduce a la deseada soledad del asceta, a la cesiòn del estoico, a la plena santidad del renunciamiento y del amor.
Tal es el sentido de esta Obra Maestra de la Literatura Argentina.


Autor del Proemio: Alfredo de la Guardia.


Pequeño extracto del Pròlogo del famoso Libro El Santo de la Espada

La vida del General San Martìn puede ser referidas en tres jornadas: la primera, de 1778 a 1816, es de aprendizaje y conocimiento; la segunda, de 1816 a 1822 es de realizaciòn y poder; la tercera, de 1822 a 1850 es de sacrificio y amor. A ellas corresponden las tres partes del presente libro, bajo los tìtulos, Iniciaciòn, Hazaña, Renunciamiento, correlativos a la anècdota cronològica y a la ascenciòn espiritual. Esto ùltimo es lo que da unidad a la obra, descubriendo, a travès de los hechos exteriores, la norma interior de una vida extraordinaria...


Autor del Pròlogo: Ricardo Rojas


Biografìa: Ricardo Rojas fue un Gran escritor, ensayista y Poeta Argentino ( 1882-1957). Como Poeta recibe la influencia del Romanticismo y el Modernismo. De su Obra extraemos: La Victoria del hombre, Los lises de Blasòn y la Argentinidad.
Recomiendo leer la Obra de este Gran Autor Argentino, cuyo lirismo aplicado a sus amplios conocimientos històricos, le permitieron crear una Obra cumbre de la Literatura Argentina.





3 comentarios:

Tino dijo...

Tus entradas me parecen, entretenidas, muy ilustrativas y tremendamente interesantes.
San Matín y Sarmiento, ideólogos de libertar e independencia, santo y profeta y que bien podrían referirse, no solo a América o a una pátria en concreto, sino al mundo y a cualquier pátria del mismo.
Me ha gustado este "Proemio".
Saludos amiga.

Mariela Marianetti dijo...

Gracias Tino! me alegra mucho que te gustara esta entrada.

Un cordial saludo

Darwin Bruno dijo...

Que buen descripción